Bitácora del cosnauta

Los Reyes Magos arriban a Cos cargaditos de regalos

en Noticias / / 0 comentarios

Este año hemos debido de portarnos en Cos pero que muy bien, porque esta mañana de Epifanía comprobamos con una sonrisa grande en el rostro que los Magos de Oriente han dejado, junto a nuestros zapatos, no un regalo, sino cuatro: luz verde —¡por fin!— para el diccionario médico alemán‑español, nueva sección mensual de espíritu cosnáutico en la revista médica en español con mayor factor de impacto, y sendas versiones actualizadas y ampliadas del Repertorio de siglas, acrónimos, abreviaturas y símbolos utilizados en los textos médicos en español (v. 2.14) y del Diccionario de dudas y dificultades de traducción del inglés médico (v. 3.08). ¡No está nada mal!

Diccionario médico alemán-español: empieza la cuenta atrás

Después de un año colgado en la red, nuestro llamado al mecenazgo ha surtido efecto nulo: no ha llamado a nuestra puerta, hasta ahora, ningún mecenas interesado en vincular su nombre al proyectado diccionario. Como consecuencia de ello, en Cos hemos decidido lanzarnos en solitario a la aventura editorial y destinar nuestros magros recursos a hacer realidad este macroproyecto lexicográfico. Trabajamos ya con el objetivo de que el Gran diccionario médico alemán‑español vea la luz en nuestra plataforma el próximo mes de julio, coincidiendo con los festejos de nuestro cuarto aniversario. Es de esperar que la publicación del nuevo diccionario sea motivo de alegría para los traductores médicos del alemán, puesto que estamos hablando de una obra con cifras de impresión: 210.000 entradas y más de 300.000 equivalencias que harán de él el mayor diccionario médico bilingüe jamás publicado en nuestro ámbito, con inclusión de tecnicismos médicos alemanes de todo tipo (formas simples y complejas, tanto vigentes como arcaicas, tecnicismos latinos e ingleses de uso habitual en los textos escritos en alemán, siglas, símbolos y abreviaturas, antropónimos, topónimos, nomenclaturas, etc.), así como su equivalencia en español. Pueden verse detalles en la presentación sucinta del diccionario.

«Viaje al corazón de las palabras»

El último número de la Revista Española de Cardiología trae en su página 1 la primera entrega de una nueva serie, «Viaje al corazón de las palabras», en la que me propongo invitar a los cardiólogos de habla hispana, mes a mes, a profundizar en su lenguaje especializado. Hablaremos en esta nueva sección de etimología, curiosidades, anglicismos, dudas frecuentes y, con frecuencia, también de las dificultades de traducción y el mejor modo de nombrar en español conceptos cardiológicos de especial complejidad. Como puede apreciarse ya en la entrega de enero, polypill, este «Viaje al corazón de las palabras» será a menudo un espacio de espíritu muy cosnáutico, que busque acercar a los cardiólogos la esencia y el contenido del Libro rojo (obra, en mi opinión, que pueden aprovechar muy bien, además de los traductores, también los propios médicos). El Libro rojo de Cosnautas, ciertamente, inspira esta primera entrada sobre polypill, y lo mismo podrá afirmarse de las dos próximas entregas anunciadas, centradas en los términos amplatzer (febrero) y heart disease (marzo).

      Agradezco a la Sociedad Española de Cardiología esta oportunidad que me brindan de mostrar a los cardiólogos el encanto de nuestro lenguaje especializado. Y, muy especialmente, de poder hacerlo en las páginas de Revista Española de Cardiología, una publicación en lengua española (con edición paralela en inglés) que en el año 2015 tuvo un factor de impacto de 4,596. Gran regalo para Cosnautas este que me traen los dromedarios de Oriente en sus alforjas.

Siglas médicas, versión 2.14

La nueva versión de los Magos roza ya las 31.750 siglas, con más de 96.400 acepciones y por encima de las 18.200 equivalencias inglesas. Para hacernos una idea de la ampliación de contenido que implica esta decimocuarta actualización trimestral del Repertorio de siglas médicas en español, puede ser buena idea efectuar un simple cotejo cuantitativo entre la primera edición electrónica (Tremédica, abril de 2008), la primera versión de la segunda edición electrónica (Cosnautas, julio de 2013) y esta flamante versión regia 2.14 (Cosnautas, enero de 2017). Figuran en la tabla siguiente algunos de los principales indicadores de contenido del repertorio: número de entradas (siglas, acrónimos, abreviaturas o símbolos), número total de acepciones o significados, número de entradas con marca de localismo (cifra total y desglose parcial para los siete países más importantes de habla hispana) y número de equivalencias inglesas.

      Estos datos cuantitativos cobran aún mayor relieve si los comparamos con los correspondientes al diccionario de siglas médicas en español más consultado, más citado y que Google devuelve arriba del todo en su lista de resultados cuando alguien teclea «siglas médicas»: el Diccionario de siglas médicas de Javier Yetano y Vicent Alberola, publicado inicialmente en papel (Madrid: Ministerio de Sanidad y Consumo, 2003), pero disponible gratuitamente en línea desde 2011 en la cibersede de la Sociedad Española de Documentación Médica (SEDOM) con la colaboración de Amparo Giner. El Diccionario de siglas médicas de la SEDOM contenía, en su primera versión electrónica, poco menos de 4.000 entradas; en la actualidad (enero de 2017), exactamente 4.724. El Repertorio de siglas médicas de Cosnautas —también en línea y gratuito—, la friolera de 31.746 entradas con 96.442 acepciones. Las cifras cantan, me parece.

Libro rojo, versión 3.08

También el nuevo Libro rojo llega mucho más rollizo en esta nueva versión de Reyes, y alcanza ya las 53.526 entradas. Como en cada actualización del diccionario, suman varios millares las entradas incorporadas, corregidas, ampliadas o retocadas desde que subimos la versión anterior el pasado mes de julio.

A los cosnautas interesarán de modo especial, creo, las nuevas incorporaciones al diccionario, que son cuantiosas: más de setecientos nuevos términos de traducción difícil o engañosa que aparecen recogidos por primera vez en esta versión 3.08 del Libro rojo. Entre ellos encontramos neologismos, tecnicismos y expresiones de lo más variopinto; por ejemplo: acid reflux, alarm fatigue, anecdata, basket trial, bridging therapy, chemsex, chestfeeding, chick, climate change, copy and paste, Crimean-Congo hemorrhagic fever, curry, debut, decree, diseasome, friend, grue, halal, homeschooling, inborn, kataegis, leggings, literally, maser, oral fluid, preschool child, saciation, saran wrap, sexsomnia, sonar, spork, taser, umbrella trial, via y widget.

Como ya es habitual en la lexicografía interactiva y colaborativa que practicamos en Cos, muchas de las entradas incorporadas o ampliadas en la nueva versión del diccionario obedecen a propuestas que me han hecho llegar directamente los propios cosnautas. Es el caso, por ejemplo, de entradas como branded generic, brief resolved unexplained event, bypassing agent, chux pad, critical access hospital, stentriever y tuber, que comento por primera vez en esta versión 3.08 del Libro rojo por petición expresa de Anthony Palomo, Lily Irizarry, Paz Gómez Polledo, Diana Rudametkin, María Hernández Weigand, Lida Barbetti Vros y Aníbal J. Morillo, respectivamente. Gracias a ellos, y a otros colegas como ellos, el Libro rojo tiene cada vez menos lagunas flagrantes y se aproxima cada vez más a su objetivo de convertirse en un instrumento imprescindible para el traductor médico profesional.

Todo esto me recuerda, claro está, que son muchos más los cosnautas que han venido colaborando conmigo a través de los formularios en línea de «Ayúdenos a mejorar», ya sea para sugerir nuevos lemas y acepciones o para señalar desde errores garrafales hasta minúsculas erratillas, siempre tan feas las pobres. En las fichas del catálogo cosnáutico correspondientes a Siglas médicas y el Libro rojo pueden consultarse, bajo el epígrafe «Agradecimientos», sendas largas listas de los cosnautas responsables de mejoras chicas o grandes en estos dos recursos terminológicos de Cos.

Fernando A. Navarro

Cabrerizos (Salamanca, España)


Etiquetas: